El porno se convierte en el sustitutivo natural de la comida

Según el investigador Trangalanga el ciudadano mexicano promedio ha encontrado en el porno un sustitutivo al alimento. Si, como lo oyes. Según su investigación, no es lo mismo las ganas de comer con la necesidad de alimentarse. Y son estas ganas de comer, las que precisamente nos hacen engordar a la mayoría de nosotros.

Una solución que propone Trangalanga es que se vea más porno. Se ha confirmado que durante la visualización de un vídeo pornográfico el hambre desaparece. Con lo cual, si sintiésemos unas ganas irrefrenables de comer, podríamos calmarla entrando en páginas porno.

¿Cual es el mejor porno para ver en castellano?

El porno en castellano nos ayuda a estar más concentrados durante el tiempo de reproducción, es por ello que es importante que nos centremos en esta categoría.

Los vídeos porno en castellanos con más visitas son aquellos en los que aparecen chichonas. Las mujeres con los pechos grandes son peculiarmente más sabrosas que las que tienen un pecho pequeño. Es por ello que el porno en castellano se ha centrado en este tipo de actrices para sus vídeos.

¿Cuales son los vídeos porno con más duración?

Tal y como comentábamos antes, si tenemos unas ganas irrefrenables de comer, necesitamos ver porno. Si el vídeo que elegimos es bastante corto, nos volverán las ganas casi de inmediato. Por tanto, es mejor elegir vídeos con una duración superior a los 20 minutos.

Este tipo de vídeos porno que duran más de la cuenta, son aquellos que se relacionan con el mundo del incesto porno.

¿Por qué? Pues muy simple, durante los primeros minutos del vídeo la trama se centra en convencer a la prima, hermana o madre de que el sexo entre familiares es algo sano y divertido. Después de convencerla comienza la fase en la que la actriz es desnudada lentamente y posteriormente nos encontramos con la penetración más salvaje.

Al tener este tipo de vídeos porno una trama con Introducción, nudo y desenlace, se convierten en los mejores para saciar las ganas de comer.